No fue lo que esperabas, no solucionó lo que querías
By Branding
Mar 30

No fue lo que esperabas, no solucionó lo que querías

Si no fuera así, seguramente estaríamos hablando de un éxito empresarial —ese que todos buscamos cuando emprendemos algo—, ya que nadie en su sano juicio acometerá acción de mercadeo alguna, si no tuviese expectativas de lograr algo a cambio, no solo por la inversión, sino también por el esfuerzo y el tiempo que, seguramente se lo estás retaceando a tu familia.

Tomar decisiones a la ligera, intuitivamente, sin análisis ni planificación alguna, es más frecuente de lo que se piensa. Se toman de manera recurrente, con el argumento de «siempre se hizo así», sin reparar siquiera que son esas mismas decisiones, las que lentamente van deteriorando los resultados económicos, como la gota que orada la piedra y que si no se corrigen a tiempo, te condenan al fracaso sin posibilidades de reacción alguna.

La primera pregunta que deberíamos hacernos es: ¿cuáles son las causas que provocan este tipo de situaciones?, de manera tal de promover un momento de reflexión que nos haga actuar, sin reactividad y con discernimiento, buscando ampliar las perspectivas que nos permitan encontrar ese tipo de soluciones, que no aparecen a simple vista.

Las malas decisiones deterioran las expectativas y la moral de quienes invierten, afectando las posibilidades de crecimiento de sus empresas y la motivación y el compromiso de sus equipos de trabajo.

Ya que las responsabilidades recaen siempre en los niveles más altos de las jerarquías empresariales, son éstos quienes deben contar con información relevante y un asesoramiento calificado, que les permita minimizar los riesgos, aumentando así las probabilidades de obtener ganancias.

Las claves para dar solución a este tipo de situaciones están, primero, en tomar consciencia del fracaso recurrente, al que nos conducen las decisiones irreflexivas, y segundo, en concebir una estrategia de marca que guíe de manera certera la toma de decisiones.

Justamente, nosotros como agencia de servicios creativos, trabajamos con nuestros clientes para determinar la estrategia de marca que mejor se adapta a cada empresa y situación de contexto particular, analizando el mercado al que se dirigen, las tendencias y nuevos hábitos y comportamientos de los consumidores, y los atributos que, en cada oferta de productos y servicios, nos permitan construir ventajas competitivas perdurables.

Como estrategas de marca, desarrollamos procesos de Branding para ayudar a las empresas a tomar mejores decisiones, evitando que caigan en los errores que una y otra vez terminan frustrando sus expectativas.   

Esta manera de trabajar permite a nuestros clientes, poner únicamente el foco, la energía y los recursos en todas las cuestiones que hacen al día a día de la empresa.

Nadie en las empresas es ajeno a los desafíos de ventas y rentabilidad que plantean las actuales circunstancias, pero no tanto del cómo superarlas, es ahí precisamente, donde tenemos cabida las agencias creativas, para lograr aquello que deseas con las soluciones que necesitas.

Leave your Comment

Abrir chat