creatividad publicitaria

El sueño de los pibes creativos

by Rara Indie 2019/02/26 0Planning

Que las empresas nos exijan verdadera creatividad publicitaria en sus campañas y no ese tipo de anuncios que nadie registra y que no ofrecen resultado alguno a quienes los pagan.

Soñamos con clientes que exijan algo que está por demás probado y que siempre paga con mejores resultados de ventas y beneficios económicos para las empresas.

Hablamos de esa creatividad publicitaria que es el “Core Competence” (competencia central) del negocio de las agencias de publicidad, esas que combinando de forma armónica y sistemática múltiples recursos y habilidades, producen ideas, que son las que nos distinguen en el mercado y constituyen la base misma de la competitividad en nuestro sector.

Una creatividad publicitaria que para ser tal, deberá ser siempre el resultado de un proceso que nada tiene que ver con esos supuestos actos de iluminación espontáneos para el imaginario colectivo.

Un proceso creativo que tiene por propósito satisfacer las necesidades de los clientes y sus empresas al momento de tener que promocionar y vender sus productos, aportando decididamente al conocimiento, la imagen y el posicionamiento de los mismos a través de las marcas.

Y como si todo lo anterior no fuera ya bastante desafío, en un contexto de cambios acelerados debido al impacto que tienen los avances de la tecnología en nuestras vidas, en el cual se están modificando también los mercados, los hábitos de consumo y los valores socioculturales en todo el mundo.

En nuestra agencia concebimos a la creatividad publicitaria como ese proceso que en cada trabajo debe transformar los objetivos de marketing de las empresas en objetivos de comunicación, esto es: en conceptos, ideas, campañas y acciones.

Objetivos que, dicho sea de paso, jamás podrán ser alcanzados sin creatividad publicitaria, porque sin esa creatividad, no hay ideas, tampoco emoción que conecte con los cada vez más dispersos y bombardeados consumidores.

Ya sea por falta de convicción, formación o desconocimiento de parte de los empresarios y/o responsables de marketing, la mayoría de las veces se tiran por la borda recursos económicos y de tiempo, haciendo campañas que no son campañas (conceptualmente vacías), por las que no se puede esperar resultado alguno. Campañas que no sólo carecen de estrategia sino de idea, lo que las condena al fracaso desde el mismo instante en que son concebidas.

No se trata de que los clientes entiendan de creatividad publicitaria, ni tampoco que sepan de brainstorming, pensamiento lateral, planning creativo, diseño, producción audiovisual, marketing digital, medios y tantas otras disciplinas, se trata en realidad de que conozcan sobre la relevancia estratégica que tiene la creatividad publicitaria para el éxito de sus negocios.

La mayoría de las veces las agencias tenemos que gastar más energías en persuadir a los clientes para que hagan lo que hay que hacer, en vez de poner todo nuestro esfuerzo y capacidades en el proceso creativo, para el logro de mejores ideas.

Una creatividad que además puede ser aplicada a la generación de nuevas ideas de negocios, una necesidad en permanente aumento en los tiempos que corren, donde los consumidores y la competencia exigen innovaciones permanentes. Una nueva realidad en la que la novedad paga.

La creatividad publicitaria es esa que construye marcas por las que los consumidores estamos dispuestos a pagar hasta 9 veces más por un mismo producto, en lugar de otro que solo tenga un nombre que nadie registra ni recuerda.

Por algo será también -que edición tras edición- las más exitosas marcas del mundo invierten sumas siderales de dólares en la producción de los más creativos spots publicitarios para el Super Bowl, pagando a razón de unos 5 millones de dólares por cada 30 segundos. 

Si bien somos las agencias creativas las únicas con las competencias necesarias e imprescindibles para ofrecer “creatividad publicitaria”, son las empresas las que deben entenderlo sin planteamientos esquivos, estimulando  y apoyando dicho proceso.

Si las empresas exigen más y mejor creatividad a las agencias, estarán eligiendo el único camino posible para el logro de mejores resultados, todo lo demás sólo existe en la imaginación de aquellos que no están comprometidos con los resultados de sus acciones.

Como dice Félix Muñoz (ex Coca Cola, actualmente consultor en marketing) «las marcas tienen el reto de conseguir la atención del consumidor, ser relevantes y creíbles» y eso sólo se logra con creatividad y no con más de lo mismo.

Si bien todo cambia y por cierto cada vez a mayor velocidad, hay algo en nuestra categoría que permanece y permanecerá siempre como un mantra, las ideas. Esas que crean y desarrollan el activo “valor de marca” de las empresas.

La clave está y estará siempre en la creatividad.

Conclusión: sin empresas que nos exijan creatividad publicitaria no hay ideas, sin ideas no hay creatividad, sin creatividad no hay emoción, sin emoción no hay conexión, sin conexión no hay marcas, sin marcas no hay vínculos, sin vínculos no hay clientes, sin clientes no hay ventas, sin ventas no hay ganancias y sin ganancias no hay empresas.

Rara Indie Agencia Creativa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *