a-un-metro-del-oro

A un metro del oro

by Rara Indie 2019/05/14 0Asesoramiento

En el libro Piense y hágase rico, Napoleón Hill (1883-1970) nos cuenta sobre un buscador de oro que extrajo millones de dólares del preciado mineral de una mina en el estado de Colorado, EE.UU., porque supo buscar el asesoramiento de un experto, antes de darse por vencido.

Esta historia puede servirnos para reflexionar (pensar y considerar un asunto con atención y detenimiento para estudiarlo, comprenderlo en profundidad y finalmente tomar la mejor decisión posible), sobre aquellas iniciativas comerciales que a diario se llevan adelante en las empresas, y que, en su enorme mayoría terminan fracasando por errores de mercadeo y promoción al momento de salir al mercado.

Es el «momento de la verdad del mercado», a partir del cual, los errores de planificación estratégica, en las acciones tácticas y la falta de pericia técnica en las ejecuciones de campañas, no perdonan, más bien constituyen la crónica de una muerte anunciada.

Al momento de salir al mercado se llega siempre después de haber invertido gran cantidad de recursos: dinero, infraestructura, gastos en obligaciones legales y comerciales, personal asignado y fundamentalmente tiempo. También hay otros, no tan visibles, pero igualmente importantes, que tienen que ver con aspectos psicológicos como las pérdidas de motivación, confianza y compromiso que, decididamente afectan los rendimientos y por añadidura, a la rentabilidad.

Hablamos de cuando llega la hora de vender y generar ingresos, la hora de jugar el partido para ganar, ni siquiera para empatar, lo que puede llegar a servir en algunas circunstancias, pero nunca para tener verdadero éxito.

Entonces, ¿por qué no se hace lo que hay que hacer para que el mercadeo funcione?

Los principales referentes en consultoría a nivel mundial coinciden en que ésta situación se da por la falta de liderazgo, competencias profesionales, valores, coraje y por sobre todo, de convicción para enfrentar las cambiantes condiciones del mercado, así como la puesta en práctica de factores que generan una cultura organizacional que se desafíe permanentemente.

«Siempre es el momento adecuado para hacer lo correcto».

Martin Luther King Jr.

Para no quedar a un metro del oro, lo ideal es contar con asesoramiento y servicios profesionales (no amateurs), que estén probados, que cuenten con formación técnica y expertise en el mercado, y que generen y promuevan las acciones idóneas para cada situación.

Conclusión: El éxito o fracaso de un producto o servicio se juegan tanto en su proceso de concepción y desarrollo, como en el momento de comercializarlo, por lo que las inversiones deben respaldar cada una de las etapas y no solamente la primera, como se ve habitualmente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *